Batalla Chin'toka


Luego de más de cuatro años de estar siempre a la defensiva, el comando de la Flota Estelar decidió que la única manera de ganar la guerra contra el Dominio sería peleando en su propio territorio.

     El comando de esta misión de ataque le fue encomendado al capitán Benjamín Sisko, quien después de convencer al Imperio Estelar Romulano de unírseles a la misión, procedió a estudiar para determinar qué sistema estelar Cardassiano era el más indicado para desembarcar tropas en las propias entrañas del Dominio.

     El sitio elegido fue el sistema Chn'Toka que quedó desprotegido luego de que los Cardassianos debieron desplazar las naves que lo protegían para mandarlas al frente de guerra contra los romulanos.

     El sistema estaba custodiado solamente por cinco escuadrones de naves Jem'Hadar al momento de ser designado como punto de salto para llegar a Cardassia.

     La flota de ataque se reunió en la estación Deep Space Nine, para luego avanzar hacia el sistema Chin'Toka. En ese momento nueva información llegó a manos de la flota: el sistema estelar estaba siendo reforzado por el Dominio con plataformas armadas orbitales cardassianas para proteger los planetas del sistema. Estas plataformas estaban protegidas por campos de fuerza regenerativos y su armamento estaba compuesto por 3 phasers pesados y 1000 torpedos de plasma. Este armamento hace posible que una sola de éstas tenga el poder de fuego de una nave clase Galaxy de la Federación.

     Toda la misión pareció zozobrar en ese instante; la única solución era llegar antes de que estas nuevas armas fuesen puestas en línea. Por esa razón se decidió adelantar la misión.

     La flota, compuesta por más de 70 naves, partió de DS9 a las 05:00 horas rumbo al sistema Chin'Toka. Al llegar, la flota combinada (Federación, Klingons, Romulanos) procedió a destruir las plataformas armadas orbitales antes de que entren en línea.

     Los escuadrones Jem'Hadar atacaron al ala de naves Klingon provocándole graves daños. Segundos después que la flota había acabado con las naves Jem'Hadar, y mientras se dirigía a los planeta del sistema, las nuevas armas orbitales se activaron y empezaron a abrir fuego contra las naves enemigas.

     Durante el tiempo que tomó darse cuenta que dichas plataformas no poseían generador de poder propio y que la energía que las hacía funcionar provenía de una luna que orbitaba el primer planeta del sistema, muchas naves enemigas fueron destruidas.

     Las plataformas quedaron sin energía luego de que la luna fuese neutralizada, dejándolas indefensas ante las armas de la flota combinada. Todas fueron destruidas y la flota logró transportar tropas en el propio territorio del Dominio, abriendo un camino para llegar al corazón del territorio cardassiano.

     Luego de terminada la misión el recuento dejó un saldo de muchas naves destruidas, 7 Federales, 15 Klingos y 9 romulanas e igual número de naves dañadas, dejando claro que derrotar al Dominio no sería fácil, ni siquiera con la unión de tres de las fuerzas más importantes del cuadrante.



Nombre de algunas naves destruidas o dañadas en el sistema Chin'toka:


Nombre
Clase
Estado
 USS Fredrickson NCC 42111  Excelsior  Dañada
 USS Hood NCC 42296  Excelsior  Dañada
 USS Valley Forge NCC 43305  Excelsior  Destruida
 USS Tecumseh NCC 72015  Excelsior  Dañada
 USS Galaxy NCC 70637  Clase Galaxy  Severamente Dañada
 USS Venture NCC 71854  Clase Galaxy  Dañada
 USS ShirKahr NCC 31905  Miranda  Destruida
 USS Nautilus NCC 31910  Miranda  Dañada
 USS Akira NCC 63233  Akira  Destruida
 USS Thunderchild NCC 63549  Akira  Dañada
 USS Hathaway NCC 63624  Akira  Destruida